7ª PROPUESTA: CAMPAÑA DE AUTOCOMPOSTAJE EN SAN LORENZO

Foto: Entorno Escorial

El municipio de San Lorenzo paga unos 1,3 millones de euros al año a la empresa Recolte por la gestión de los residuos sólidos urbanos. Entre 40-50% del peso de los residuos es de materia orgánica que se podría recliclar y así reducir el coste que hay que pagar a las plantas compostadoras. Una solución es una planta de compostaje municipal o comarcal, un proyecto demasiado costoso para tener cabida dentro de los presupuestos participativos de San Lorenzo 2017. Otra, más manejable, es fomentar el autocompostaje: el reciclaje por la ciudadanía de los restos (vegetales) de comida y los residuos de jardín. El
Foto: Entorno Escorial
autocompostaje reduce la cantidad de residuos que genera un municipio con los consiguientes beneficios ambientales y financieros. Disminuye el impacto en transporte de residuos y produce un producto valioso para las terrazas y los jardines: un abono orgánico. Hay empresas que organizan campañas de autocompostaje: una campaña de comunicación, talleres sobre el autocompostaje, venta a l@s participantes de los talleres de compostadoras a precios razonables, seguimiento y evaluación de la campaña. Hay modelos de compostadoras para distintos tamaños de terraza y jardín desde los 150 litros +. También hay
Foto: Entorno Escorial
vermicompostadoras que necesitan aún menos espacio. Contrario a lo que opina la gente, el compost no huele y, si solamente hay restos vegetales, no atrae roedores ni moscas.

Con el autocompostaje todos ganamos: como jardineros, como contribuyentes, como habitantes de un planeta sumergido en la basura generada por los seres humanos.



Enlaces:
Manual de autocompostaje
Campaña de autocompostaje