LA NATURALEZA GANA LA PARTIDA A LA ESPECULACIÓN URBANÍSTICA

Un solar en la calle Unamuno (San Lorenzo de El Escorial)  Foto: Entorno Escorial
Hace más de diez años, en plena burbuja inmobiliaria, el entonces alcalde de San Lorenzo de El Escorial, José Luis Fernández -Quejo logró la aprobación de una ambiciosa operación urbanística para construir un gran número de pisos de protección oficial y de promoción privada en las laderas del Monte Abantos. Entonces, se opuso Entorno Escorial por el gran impacto ambiental y paisajístico del proyecto en una zona pegada a los mojones del MUP nº 46 (Monte la Jurisdicción), con corrales, huertos y un importante manantial. Las viviendas públicas están ocupadas desde hace tiempo, pero las otras casas, unos feos bloques grises, llevan varios años sin ocupar y hay dos solares con solo cimientos y escombros. A finales del año pasado se declaró en quiebra la constructora (Obrum Urbanismo y Construcciones) y, dado el estado del mercado inmobiliario, parece que la situación durará varios años más. Durante este largo periodo de parálisis en la construcción, la naturaleza se ha puesto a trabajar: entre los hormigones, hierros y montones de escombros crecen árboles, arbustos y flores. En el fondo de los cimientos se han formado lagunas estacionales con una población de anfibios y hay un pequeño bosque (pinos, sauces, chopos, endrinos etc.) rico en avifauna. Aquí ponemos un reportaje fotográfico sobre este impresionante fenónemo: la implacable reconquista por la naturaleza de unos terrenos arrancados injustamente del monte. 


Una rana en una de las lagunas formadas en los cimientos de los bloques   Foto: Entorno Escorial
Hay muchos renacuajos en la otra laguna   Foto: Entorno Escorial

Un árbol crece en un montón de escombros   Foto: Entorno Escorial
Inodoros y bidets entre las flores de los dientes de león    Foto: Entorno Escorial
La parcela inferior tiene pinos y sauces    Foto: Entorno Escorial
Una de las lagunas    Foto: Entorno Escorial


Renacuajos y una bolsa de plástico   Foto: Entorno Escorial