MAGNÍFICO REPORTAJE GRÁFICO DE CARLOS GONZÁLEZ XIMÉNEZ SOBRE EL INCENDIO DE ABANTOS

Foto: Carlos González Ximénez
Hace dieciséis años el Monte de Abantos sufrío un devastador incendio forestal y todos los años Entorno Escorial conmemora esa tragedia ambiental. 

Además de organizar un riego de árboles autóctonos plantados por grupos locales (domingo 23 de agosto a las 19h en la pista forestal que sube desde El Tomillar) este año tenemos la gran suerte de publicar algunas de las
Foto: Carlos González Ximénez
imágenes que el fotógrafo Carlos González Ximénez sacó durante las interminables horas del incendio. 


Este espléndido reportaje gráfico muestra el horror de la conflagración, los grandes esfuerzos de los equipos de extincción y las terribles consecuencias de este gran incendio.  
Foto: Carlos González Ximénez

 
* Las imágenes en esta entrada no pueden ser reproducidas sin el permiso de Carlos González Ximénez.



Más fotos:






El incendio sube por las laderas del Monte Abantos  Foto: Carlos González Ximénez

























El incendio continuó durante toda la noche del 20/21 de agosto  Foto: Carlos González Ximénez























Los bomberos tardaron horas en controlar el incendio  Foto: Carlos González Ximénez




































Foto: Carlos González Ximénez


























El lugar donde empezó el incendio   Foto: Carlos González Ximénez
































Las operaciones de 'limpieza' de la Comunidad de Madrid fueron duramente criticadas   Foto: Carlos González Ximenez





















































































2 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste reportaje, de gran valor documental no obstante. Es dramático comprobar que la plantación de coníferas exóticas que aceleró la propagación del incendio sigue ocupando la mayor parte de Abantos, cuando debería haber sido ya sustituida por la vegetación autóctona (robledales, encinares, quejigos, etc.)

Solo hay una manera para reducir al mínimo la posibilidad de que esto no vuelva a ocurrir, no solo en Abantos sino en toda España, y es restaurar el ecosistema original propio de cada lugar. Y restaurar el ecosistema original no solo implica la sustitución de la plantación de coníferas exóticas pirófilas actual por la vegetación autóctona (robledales, encinares, con multitud de frondosas acompañantes) sino la recuperación del resto de comunidades de fauna extinta, como las poblaciones de ungulados silvestres, ciervos, gamos, corzos, cabras monteses etc. Su clamorosa ausencia no parece despertar el temor ni la reivindicación de su regreso por parte de la sociedad, y sin embargo esa ausencia supone un grave problema y un completo desequilibrio para el ecosistema.

No obstante, aún restituyendo el ecosistema originario del lugar, no podemos renunciar a disponer de suficientes medios de extinción, porque el nº de incendios de origen humano respecto a los de origen natural sigue siendo desproporcionado. Los medios de extinción aéreos que existían en el año 1.999 no son los actuales. Para la extinción de un incendio, la táctica del "pronto ataque" es fundamental, y evita que solo un mínimo porcentaje de incendios adquiera en ocasiones grandes dimensiones. Quienes mejor realizan ese pronto ataque son los medios aéreos, y por eso es importante apoyar a las brigadas BRIF helitransportadas dependientes del Ministerio de agricultura y apenas nada medio ambiente, pero subcontratadas a través de Tragsa (=precariedad) que en estos momentos están en huelga, reivindicando unas condiciones profesionales dignas.

Anónimo dijo...

errata: Cuando digo "evita" quería decir "contribuye a". Disculpas.